El vértigo de la bondad

Fotografía: Jerónimo Emiliano, 2019.

Fotografía: Jerónimo Emiliano, 2019.

A Clarice Lispector

No quiero pensar que la campana está muerta,
pero alguien ha perdido la parada de un tranvía
y los tranvías sí están muertos.
Las campanas se doblan sobre sí mismas,
ajadas en la lumbre de una roca
que se acerca en el peligro de los aeroplanos.

Y un jardín es un fantasma.
Porque vi en su límite
la locura de un árbol que se atiza
en un balde de gasolina
cuyos colores óleos
recuerdan un arcoíris
o la ceniza de los cuerpos.

Una mujer llega a casa preñada,
porque el ciego era un minotauro y no un canciller,
un sabino furioso
que poliniza las líneas rojas de la tierra.

No quiero pensar que la campana está muerta,
pero el metal es un signo calmo,
frente a un ojo herido de luz.

You Might Also Like

0 comentarios

Política de uso


Todos los textos e imágenes aquí publicadas pueden ser difundidas sin fines de lucro por cualquier medio siempre y cuando se haga referencia al autor. Queda estrictamente prohibido lucrar con una parte o con la totalidad de los textos e imágenes sin previo aviso al autor y sin pagar las regalías correspondientes. Este sitio es completamente autogestivo y utiliza cookies de Google Adds para sostenerse.

--------------------------------------------------------------------------

All images and texts published in this page can be distributed non-profit, but you will need to reference de author. It is forbidden to use a part or the totality of texts and images for economical profit without permission of the author and without paying royalty. This site is completly selfgestive, we use Google Adds cookies to finance it.