martes, 15 de agosto de 2017

Conversaciones con Hamlet

King Sleeping - Anónimo


De un torpe marasmo levanté,
discreto en tus brazos, ¡el vacío!
Pájaro Azul.


Hamlet.

¡Ay, tus espacios muertos!
la inocencia de los niños que exploran
sus cuerpos con curiosidad febril
y en su triste ascender añoran
la máscara del año juvenil.

Los trenes pasan, están tristes;
de luz turquesa, el agua embiste
el pez de la ventana, lo que fuiste
 y el mirlo que de agua sucia viste.

Un escape de ratas cierne
su iris en el fuego;
el ojo de luna tiende,
la luz que abandona, luego.

Densos soles muertos
se precipitan en nosotros
y rompen su roja tregua
donde el agua al sol le juega.
                                                                          
¡Dime, Ofelia!
¿Te acuerdas de la brisa en el helecho?
¿Crees que ahí está el árbol y su trueno?
¿La tersa cercanía del fuego,
se opone de tus manos al veneno?

Porque, si en Verano no creemos,
hará falta adiestrar
amor para tiempos de pájaros
que extiendan en la noche nuestra paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario